Memorias de la Vida Paraguay: 2010 pandora ar líne

Memorias de la Vida Paraguay

Esta es mi primera experiencia publicando en internet. espero que mi libro Memorias de la Vida sea del agrado de los lectores. envienme comentarios. soy un artista soñador...quiero seguir soñando. escribe tu solicitud al e-mail: redcultural_colibri@hotmail.com o a colibri_paraguay@hotmail.com o a memoriadelcolibri@gmail.com



miércoles, 9 de junio de 2010

MEMORIAS DE LA VIDA PARAGUAY

Cándido Alberto Brizuela (El Colibrí)



Memorias de la vida
La vida en Paraguay

(Novela y apuntes para TV)

Mandu’akatuha Tekove Rehegua

Tembiasakue Paraguaipe
(Mombe’upyrusu ta’gangambyrýpe g̃uãrãicha)




Memorias de la vida

Ficha Técnica
Productor Ejecutivo:
Fuente de Financiación:
Director General:
Director Adjunto:
Asistente de dirección:
Coordinador General:
Coordinador adjunto:
Guión original: Memorias de la Vida
Guión técnico:
Adaptación:
Traducción: Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní (propuesta)
Director de fotografías:
Dirección de Escenografía:
Dirección de Maquillaje:
Jefe de Iluminación:
Jefe de Sonidos:
Jefe de Musicalización:
Voz en off:
VTR:
Jefe de Edición:
Asistente:
Fiscalización del Guión:
Arreglos del guión:
Adaptación:


Пандоры в продаже/>

Memorias de la vida

Elenco Principal.


I. Noraliz (Nori)
II. Don Ramón (Moncho)
III. Ña María (Mari)
IV. Don Francisco (Cisco)
V. Ña Gloria (Lori)
VI. Daniela (Dani)
VII. Cristhian (Cris)
VIII. Liz (Lili)
IX. Juan José (Juancho)
X. Cristina (Tina)
XI. Don Pedro (Choperu)
XII. Ña Victoria (Viki)
XIII. Marcelo (Marce)
XIV. Félix (Eli)
XV. Don Raúl (Ra)
XVI. Ña Graciela (Chela)
XVII. Carmen (Car)
XVIII. Pablo (Palo)
XIX. Lucía (Luci)
XX. Antonio (Toni)
XXI. Del Rosario (De Lo)
XXII. Luís (Lucho)
XXIII. Manuel (Manu)
XXIV. Tomas Cañete (tomá)
XXV. Juan Díaz (Juanchi)
XXVI. Margarita (Marga)
XXVII. Johana (Nita)
XXVIII. Ña Blásida (Tita)
XXIX. Don Gustavo (tavo)
XXX. Dominga (Domi)
XXXI. Gerardo (Ger)
XXXII. Noelia (Noe)
XXXIII. Chica
XXXIV. Guzmán (Guz)
XXXV. Guzmancito (Junior)
XXXVI. Miguel (Migue)
XXXVII. Miguelito (Lito)
XXXVIII. Carlos (Calo)
XXXIX. Noemi (Emi)
XL. Jesika (Jessy)
XLI. Ángela (Angi)
XLII. Martha (Mar)
XLIII. Pa’i Pukú (Lugo)
XLIV. Juan Pueblo
XLV. Limpia Concepción (Conché)
XLVI. Mirna (Mir)
XLVII. Zárate
XLVIII. Santiago Leguizamón (Santi)
XLIX. Susana (Susi)
L. María Escobar
LI. Lidia Mariana
LII. Mateo Gamarra
LIII. Marcelina Rosa Riveros
LIV. Julia María
LV. Norma (Normi)
LVI. Hilda Divina

Memorias de la vida

Paráfrasis

Este pre guión está escrito mayoritariamente en español.
Los diálogos de los personajes en el idioma Guaraní
(En la vida real y en las obras teatrales) podrán 0 deberán ser traducidos en textos en la película.
Las intervenciones en el idioma nativo serán muy breves a fin de no dificultar el objetivo, cual es fomentar la cultura Paraguaya en el mundo.
Las tomas en los recorridos por los puntos turísticos del país podrán ser realizadas en ambientes naturales
Las tomas exteriores podrían eventualmente hacerse en: El Cabildo de Asunción, la Casona de Julio Correa, Centro Cultural Ceproca así como otros lugares históricos disponibles (Sin crear espacios ni situaciones irreales).
Las vestimentas de los actores principales serán los trajes típicos de Ao Po’i y lienzos, sombreros de karanday, pirí y otros atuendos tradicionales.
En las manifestaciones culturales se podrían dar participación directa de los actores locales.
El desarrollo de las noticias de TV, si bien algunas sean exactas como acontecieron, no aclarará la fecha ni los presentadores reales. En este guión se usará nombres de los periodistas destacados quienes ya fallecieron.
El nombre de Santiago Leguizamón y otros se usaran como un acto de homenaje por las destacadas labores realizadas.
En las apreciaciones literarias de este material, ruego usar como parámetro la ideología guaraní, cual nunca fue instituida por grafías, por consiguiente, expuesta a deficiencia de reglas gramaticales y ortográficas.

Memorias de la vida


Exhorto para los lectores

Quisiera encontrar un grupo selecto de paraguayos suficientemente patriotas como para hacer posible la realización de esta película y su difusión por los medios audiovisuales, reivindicando así la cultura paraguaya entre las más trascendentales del mundo.
Paraguay tiene una riqueza patrimonial impresionante y una diversidad cultural inexpresable en textos ni en bellas melodías. Cosas que solo se pueden dar a conocer a través de materiales audiovisuales.
Paraguay debe verse en el mundo así como es; en toda su expresión: su Folklore; su Música, Su Danza, su Teatro, su Lengua y literatura; su artesanía y su arte visual;
Su cultura indígena.
Su patrimonio general: su gente; sus atractivos turísticos;
Toda su plenitud.
Las industrias cinematográficas son herramientas fundamentales para difundir, fomentar y o rescatar las identidades culturales en el mundo.
Sin poner en tela de juicio la superioridad o inferioridad de las formas de cultura en el mundo, Paraguay posee un potencial cultural extraordinario y parece ser que un extraño hechizo nubló el camino hacia un sueño anhelado por la sociedad cultural de nuestra nación.
“Paraguay” es parte del Patrimonio Cultural del mundo, y por ende es una responsabilidad de todos.
Esperando un apoyo incondicional y desinteresado de todos los componentes de nuestra sociedad, sin desmerecer una gratificación por los servicios profesionales, espero congeniemos en un espíritu de patriotismo y así, todos juntos posicionar nuestra cultura y nuestra heroica nación en el verdadero lugar que se merece:
“En El Máximo Podio”.


Memorias de la vida

Argumento
Memorias de la vida, es casi una compilación de la vida literaria del escritor. En ella narra y describe varias facetas de la vida; hechos que a diario le sucede a cualquiera, sin importar edad, raza, color, club, ideología ni estrato social.
Esta obra trata de engranar parte de la historia de cada ser en común, dándole un matiz de la vida: política, social y cultural.
Se destaca en ella el folklore paraguayo, “su diversidad cultural”: Su lengua, literatura, artesanía y otras manifestaciones; Su Patrimonio Tangible e Intangible. Las escenas trascurren en diferentes puntos turísticos donde un grupo de jóvenes realiza su gira artística en el mágico y paradisíaco suelo que los nativos alguna vez denominaron “Yvy Marae’ỹ” Tierra sin Mal
El elenco recorre los “senderos y rincones admirables y fantásticos” en un plan para conocer su propio país.
El argumento gira en torno a la vida cultural de un grupo de jóvenes en la legendaria tierra de los GUARANÍES.
Las experiencias sentimentales de jovencitas enamoradas de un mismo varón,
Pero de ingredientes diferentes, pues se casan amando a la pareja ajena.
Graves turbulencias y brisas etéreas son las constantes, hasta que por aquellas cosas de la vida, la historia da un giro colosal.
Al mismo tiempo germinaba la leyenda de las más bellas, pero controvertida historia de unas hermanas gemelas, alfareras de Aregua. La más polémica de todos los tiempos.
Mientras todo esto transcurría, paralelamente dos caballeros de la tercera edad disputaban el amor de una dulce solterona.
En la plaza principal, un señor llamado Juan Pueblo se manifestaba gritando a los cuatro vientos “grandes verdades”.
En la despensa del barrio, principal fuente de abastecimiento y de informaciones, un canal de TV, en sus noticieros, transcribía audiovisualmente los eventos de la época.
Este espacio era punto de partida de grandes sucesos donde también era fuente de grandes episodios de amor.
Un conjunto de cosas, que finalmente en complicidad con la vida, abren el telón de un acto de romances y leyendas.


Memorias de la vida. 1

Memorias de la Vida...

Era una fría noche de invierno, una de aquellas noches anormales para una calurosa zona de la geografía Americana. Una controvertida historia de la vida se escribía en la ciudad de Luque (ciudad ubicada en el área metropolitana encabezada por Asunción, capital de la república del Paraguay)
Daniela y Noraliz eran oriundas de Luccus, “Bosque de las Divinidades”, nombre etimológico de la ciudad de Luque.
Noraliz, estaba sentada en un antiguo sofá de la sala. Aquel, era una reliquia histórica, un regalo de bodas de sus padres en su dulce juventud. Estaba leyendo un texto filosófico esperando encontrar en ella algo que defina al amor, pues estaba confundida, era la primera vez que sentía una extraña sensación. Un síntoma muy insólito la aturdía, un manto de dudas se apoderaba de ella. Un cierto temor... una cierta pasión. Los latidos de su corazón aumentaban notoriamente cada vez que la veía– ¿será el amor de mi vida? – Titubeaba muy suavemente, casi ni ella misma se podía oír. Abrió la página 5 de aquel culto pensamiento y leyó un refrán– “la verdad es como el aire que entra en los pulmones, tarde o temprano tiene que salir” –y suspiró diciendo– ¡a ver aire!... ¡sal ya!
Cuando el palpitar de su corazón aceleraba raudamente, alguien rompió el silencio. Era su madre quien la anunciaba la llegada de Daniela, una amiga en especial. Ella suspiro diciendo – Tal vez ella me ayude a definir lo que me pasa. –
Jamás pensó, que Daniela venia junto a ella… para contarle que se había enamorado de aquel mismo varón...las dos estaban ilusionadas por un mismo galán…

Memorias de la vida. 2


Una novela
de
Cándido Alberto Brizuela
(El Colibrí)
“Basada en hechos de la vida real”
“Esta historia está basada en hechos de la vida real, los nombres de las personas y algunas escenas en esta obra son ficticias.
Las relaciones entre los personajes son trocadas a fin de no transgredir la intimidad ni los derechos de los personajes reales”

Memorias de la vida. 3
Año 1989


Memorias de la vida. 4

La Noche de Fiesta.
Era la noche del 2 de febrero de 1989, se realizaba una gran fiesta bailable en la pista de un club social y deportivo. Era víspera de un feriado nacional, el 3 de febrero. Se celebraba el día de San Blas y la gente aprovechaba la víspera para bailar a ritmos creados por los Modern Talking, Laura Branigan, Madonna, Sindy Lupers, Lionel Ritchie, Gans and Roses, Tina Tuner, U2, John Fogerty y otros grupos internacionales. La juventud bailaba casi con absoluta normalidad mientras desde tempranas horas de la noche, cruentos combates se efectuaban en varios puntos estratégicos. Policías y militares leales al dictador se resistían a deponer sus armas. Tanques de guerra de la División de Caballería copaba las calles.
La mayoría de los ciudadanos no sabían lo que estaba pasando...los farristas no se percataban de lo que acontecía en aquel instante. La fiesta terminó imprevistamente. Los medios de comunicación daban noticias de la caída del régimen dictatorial del tirano Stroessner.
La principal radio local, Ñanduti, administrada por su director, el señor Humberto Rubín, transmitía al aire algo anhelado por el pueblo paraguayo por muchas décadas.
La instalación de la radio fue también victima de actos terroristas al mando del demoníaco Gral. de Ejército y su entorno.
Rubín lloriqueaba de emoción al oír una frecuencia de radio donde “Los Carlos y los Víctor” pedían a las fuerzas leales al gobierno su rendición. – Ríndanse...evitemos más derramamiento de sangre… hemos salidos de nuestros cuarteles para recuperar la dignidad de nuestro pueblo... –. Decía el Gral. Andrés Rodríguez en su exhorto.


Memorias de la vida. 5

TEORÍAS SOBRE LOS ORÍGENES DEL SUSTANTIVO PARAGUAY
Por: Juan Pueblo
Gran multitud acudió a la plaza donde se desarrollaba públicamente un evento muy inusual. Era la primera vez que la voz de Juan Pueblo se escucharía flamear libremente hacia los cuatro vientos.
Don Juan Pueblo es un personaje imaginario, un verdadero héroe de la historia. Nadie sabe de dónde viene ni a donde va.
Los transeúntes prestaban atención a este inusual método de manifestación. Siempre una gran cantidad de pobladores se paraban frente a él para escuchar su ponencia.
–Los indígenas que habitan el suelo paraguayo declaran no ser "paraguayo".
Esto me llevó a realizar ciertos análisis a fin de comprender la razón o el motivo por el cual declaran esta posición.
En primer lugar hay que determinar el origen de los vocablos. Paraguay es probablemente un vocativo etimológico de Para agua, o del agua y el adjetivo guaraní “i” (Chico); hecho para el agua, o tal vez gente preparada para el agua. (Haciendo referencia tal vez a los marinos españoles). Algunos aseguran que Paraguay es una palabra en guaraní cuyo significado proviene de Para (mar) y Gua (de o del) y Y (agua); provenientes del mar o agua que va al mar. O paragua, supuesto ornamento de pluma usado en la cabeza por un ancestral nativo; que podríamos asociarlo con el nombre del indígena “Paragua”.
"Paraguay podría ser como el para agua o paraguas (una contracción); como Aregua, Are gua (antiguo) o Ari gua (los de arriba). El idioma guaraní es un lenguaje influenciado gran parte por el español, la mala pronunciación marcó con el tiempo huellas imborrables como los términos: kurusu (cruz), vaka (vaca), kavaju (caballo), ovecha (oveja), oga (hogar) y otros..." Retomando las riendas, consideremos que Ýpegua (del agua) hombres del agua o que vinieron por el agua (para agua), -para –gua- y-. También pudieron ser sacado o deducidos de un mapa de donde explicaban los españoles a los nativos mostrándoles un mapa de papel, que para los indígenas era un mero papel sucio (ensuciado, marcado, pintado etc.), o mba’e pará, de ahí el nombre de para gua a la procedencia de los españoles y para gua i a la pequeña España en el continente americano. También se debía a que cuando los españoles trataban de explicar a los nativos de donde venían, les mostraba la bandera de España. Ellos no memorizaban el nombre sino la imagen que en el idioma nativo era un pará, un objeto pintado, manchado...
Otra teoría sobre el verdadero significado de Paraguay es que los nativos se referían a los barcos como casas u objetos hechos para permanecer en el agua y por consiguiente en el mar. Se presume que algunos barcos anclados temporalmente en la bahía de Asunción eran utilizados como viviendas ocasionales. De ahí la contracción paraagua (castellano mal hablado). Y con el tiempo, a los botes la denominación paragua i (barcos pequeño). Pero todo esto no tiene sentido, pues se supone que los colonizadores le pusieron el nombre de Paraguay a esta parte del continente, nombre con el cual identificaban a esta nueva colonia española...



Memorias de la vida.6

– ¿Entonces, de dónde sacaron esta designación? Algunos aducen que se debe a una especie de loro (papagayo), asociándolo con la palabra paraguayo. Este lo descarto yo. El nombre lo pusieron los españoles, no los nativos. ¿O acaso en definitiva era el nombre de algún cacique llamado paragua a quien pertenecía como territorio la bahía que en guaraní es "Y" y de ahí que los colonos la denominaron así?
Lo cierto y lo concreto es que los nativos no se sienten Paraguayos o habitantes del Paraguay porque antes, los colonos o extraños vivían solo en Asunción, tierra denominada Paraguay. Aquel entonces no había límites fronterizos ni hombres suficientes para poblar la región. Por esta razón se agruparon en un reducido territorio cercano a la bahía y al rio en el “Fuerte Ntra. Señora de la Asunción”, pero aquel entonces la denominación general de Paraguay para los alrededores de la trinchera española.
Pasado el tiempo fueron expandiéndose lentamente. Tardaron años en ocupar y delimitar el territorio, siendo costumbre irreversible la idea de que Paraguay era solo Asunción. Los nativos del interior se referían a los pobladores de Asunción como “paraguaýgua” habitantes de Paraguay o provenientes de Paraguay.
Algunos se molestan al oír a un indígena expresando esta creencia. Yo difiero mucho con estos, pues ellos no son paraguayos. Ya que, son los dueños verdaderos de esta tierra. Existían antes que nosotros… antes que el Paraguay naciera. Son herederos legítimos de sus antepasados, y sus antepasados no eran paraguayos porque Paraguay no existía aquel entonces.
Ni siquiera es una afrenta a nuestra Constitución Nacional, pues ella garantiza la autonomía cultural e ideológica de los pueblos indígenas.
Para entender el significado de muchas cosas, es importante adentrarnos dentro del pensamiento de los guaraníes. Somos parte de la historia. Somos sangre del pasado. Somos hijos genuinos de una indígena guaraní…


Memorias de la vida.7
Noraliz Recibe la Visita de Daniela
Ella gritó de alegría, y con un abrazo fraterno se saludaron. Se tomaron de las manos y abrieron el dialogo al mismo tiempo
Noraliz: Me urge hablar contigo
Daniela: Quiero hablar contigo
En un breve lapso silencioso, se miraron firme y discretamente, algo pasmadas.
La ansiedad de revelar aquel secreto era tan importante para ambas quienes buscaban la oportunidad de gritarla, pero la cortesía les obligaba a ser discretas
Noraliz: ¡Dios mío! Habla, cuéntame tú…
Daniela: ¡Por favor! Lo mío espera…
Noraliz: Pero de ninguna manera…
Daniela: Dímelo tu, que traes amiga… (Callaron por un momento, luego Noraliz exclamó)
Noraliz: ¡Ya sé!...juguemos al número mayor con el dado, el dará su veredicto. (Hizo señas mostrando el lugar donde estaba el dado)
Daniela: Sí, está bien (asintió con la cabeza)
Noraliz: A ver lánzalo tu (tomó el dado que estaba sobre la mesa y la pasó)
Daniela: Pero si tu eres la... (La interrumpió diciendo con cierta inflexión de voz)
Noraliz: Por cortesía de la casa, tu juegas primero (ella agitó la cabeza, negándose, pero finalmente aceptó)
Daniela: Está bien, lanzaré primero…
(Tomó el blanco dado enumerado del uno al seis con pequeños puntos de color negro, lo lanzó sobre la mesa adornada con flores de margaritas blancas, el dado se estrelló contra el jarrón de cerámica y luego rodó hasta quedar en el numero tres) Todo está claro, me ganarás fácilmente... pero lánzalo si quieres
– exclamó con cierto escepticismo.
Daniela: ¡Está bien! Allá voy (respondió con gran entusiasmo)
Tomó el dado y lo lanzó sobre la mesa, un gran silencio irrumpía la sala. Ella Pedía al cielo que sea un número mayor, Noraliz imploraba por un número menor que su intrascendente numero tres.


Memorias de la vida. 8

El dado dio vueltas como pluma en el aire, luego paró abruptamente. Se detuvo. Ambas miraron con firmeza
Noraliz: ¿Tres?... ¡no puede ser! (exclamo sorprendida)
Daniela: No puede ser, ¿Tres?.. Yo renuncio, ganaste tú
Noraliz: Cuéntame tú
Daniela: Tú eres la dueña de casa, soy todo oído
Noraliz: Está bien, es sobre Juan... estoy enamorada de el
Daniela: ¿Qué?... ¿Es una broma verdad?
Noraliz: ¿Broma?... ¿Por qué? ... ¿acaso tu también?
Daniela: ¡No!.. ¿Me estás jugando una broma verdad?
Noraliz: ¿Broma?...acaso tu también...
Daniela: Últimamente no dejo de pensar en el...
(Un silencio cobró nuevamente relevancia en el ambiente. El tema se volvió hostil. Estaba en juego la felicidad de ellas. Las que un día fueron sol, arena y mar… Hoy quedaron como arena y arena; pero con un inmenso mar de por medio), pero como pudimos...
Noraliz: Sí, como pudimos
Daniela: Si, pero él no es tu tipo... olvídalo, Noraliz
Noraliz: ¡Aaaaah!...o sea que tú decides por mí, ¿no?
Daniela: Pero Noraliz, olvídalo ¿quieres? Es muy poca cosa para perder nuestra amistad por él.
Noraliz: ¿Y por qué no lo olvidas tu?
Daniela: He sido tu mejor amiga por muchos años y lo seguiré siendo pero... (La interrumpe)
Noraliz: Pero qué... ¿Debo renunciar al hombre que me gusta?
Daniela: Lo siento Noraliz, estas un poco nerviosa... mejor hablamos después.
Noraliz: No Daniela, tú y yo no tenemos nada más de que hablar
Daniela: Hablaremos cuando estés más calmada.
(Los pasos de aquella amiga que fue de visitas dejaba ecos de nostalgias, la puerta se cerró como diciendo un adiós para siempre. Noraliz tomó una almohada, lo abrazó fuertemente y derramó sus lágrimas. Aquellas lagrimas brotadas del alma; aquellas que solo ruedan sobre la mejilla cuando amargamente la muerte ha separado a dos seres queridos.





Memorias de la vida.9

Ella sabía que no tenía otra elección, lo amado por ellas no podía ser compartido, no podía ser transferido a nada ni a nadie, y esto, momentáneamente le ha costado muy caro. Una amistad… una hermandad inconfundible, una compañera del alma.
Sólo el destino dará su veredicto final...
Pues, hay dos ramos de flores y un solo jarrón...






Memorias de la vida.10

Algún tiempo atrás

Memorias de la vida.11

Zárate, Un Amor Inconcluso
(Narración)
Era una hermosa mañana cuando la bella joven se acercó a su madre y le reveló con mucho entusiasmo el hallazgo de su media naranja. Ilusionada y con el alma flotando sobre las nubes, sentía la fulgurante sensación de su primer amor. Pero algo opacó la luz y una oscura noche la cubrió. Su madre no aceptaba esta relación. Era tajante. Irreversible… Pero ella obedeció al amor y no al erróneo deseo caprichoso de su madre. No se resignó con el olvido. Siguió viéndose a escondidas con su hombre. Ella impuso sacrificio u ofrenda de amor. Hasta que fue sorprendida “in fraganti” y por esta razón molida a palos. Su cuerpo presentaba rastros de mucha violencia. Había desobedecido a su mamá. Fue por amor. Le costó caro. Su progenitora la echó de la casa. Esta situación la obligó a vivir en un bosque cercano. El joven Santa Cruz, la amaba, buscaba un hogar donde guarnecerla, pero el mundo le negó alojamiento. Golpeaban puertas… Nadie los albergó. Pedían auxilio… Nadie los socorrió.
Esto los obligó a convivir con la misma naturaleza. En un monte cercano, bajo los frondosos tajyes, las melodías de las aves, y el merodear de los animales de la región. Hasta que una vil enfermedad se apoderó de ella y acabó definitivamente con este amor incondicional. Sus familiares se lamentaban sobre su cuerpo sin vida. Los vecinos y amigos lloraban desconsolados. Sus hermanos gemían de dolor por tan triste pérdida. Así quedo inconcluso este amor. El hombre no volvió a amar otra mujer. Zárate era la única. –Zárate, eres y serás mi amor por siempre. – sollozaba impotente el hombre.
Época después, en la línea inversa del tiempo, la comunidad decidió nombrar esta pequeña isla sin mar con la denominación de Zárate Isla, como una frase de profecía. La estirpe Zárate, unos de los primeros y de los más destacados pobladores del paraje, fueron los verdaderos artífices en el desarrollo de este sutil pueblo.

Memorias de la vida.12
TV Noticias: 1989

Un antiguo televisor estratégicamente ubicado por encima del estante de madera de la despensa del barrio es puesta en funcionamiento por don Pedro Cáceres mientras su esposa doña Victoria Meza atendía a don Tomas Cañete, cliente fiel de la casa. El canal del pueblo emitía su habitual programación noticiosa. El periodista y conductor de TV, don Santiago Leguizamón, daba apertura con los principales titulares del día.
Santiago: Tengan ustedes muy buenas noches. Hoy es 3 de febrero de 1989 y estos son los principales titulares de la fecha.
Susana: Tras un cruento enfrentamiento anoche fue derrocado el gobierno dictatorial del general Alfredo Stroessner.
Santiago: El cuartel del Regimiento Guardia Presidencial fue el principal escenario de la batalla.
Susana: Hasta el momento se presume que unos 600 soldados fallecieron.
Santiago: Testigos afirman haber visto cadáveres esparcidos por todos lados.
Susana: Los líderes de la liberación del país se autodenominan “Los Carlos”, Y Los Víctor”
Santiago: El general Andrés Rodríguez, compadre del dictador, comandó la operación.
Susana: Los generales Carlos Ovando, Regis Romero y Lino Cesar Oviedo impusieron el sentido patriota con valor y reivindicación del glorioso soldado guaraní.
Santiago: En esta guerra de los cuatros ganaron los cuatro buenos.
Susana: El denominado Cuatrinomio, “de los malos” eran los ministros: Montanaro, Jacquet, Ramírez y Benítez.
Santiago: Así es, Susana y apreciados tele audiencias. Hay que reconocer este acto de heroísmo.
En el televisor se observaba escenas de aquel suceso.


Memorias de la vida.13
El Viaje a Europa.
A Francia y Bélgica.
Era una mañana cálida, el sol se imponía rápidamente entre las tímidas nubes, estas se iban disolviendo vencidas por la fuerza de la naturaleza quien exigía un firmamento azul, acompañado de un día soleado.
Un señor con un notado acento extranjero compraba artesanías locales en las pequeñas galerías ubicadas dentro del Aeropuerto Silvio Pettirossi de Luque.
Un importante lote de arte indígena y artes visuales modernas acompañaba su equipaje rumbo al antiguo continente, donde tal vez sus familiares y amigos aguardaban los presentes más dignos de la humanidad. El arte de una hermosa nación denominada Paraguay.
Una bella mujer lo acompañaba tomado de la mano, hasta la puerta del área restringida y destinada para abordar las aeronaves.
Una vez en el avión alzó la mano, tirando un beso, murmuró. –adiós Mirrna, me voy…pero volverré parra casarnos. –
En la terraza del aeropuerto ella observaba pálidamente el despegue de la aeronave, mientras unas lágrimas mojaban su pálido rostro en medio de un hondo suspiro.
El se perdió entre las nubes, ella entre la multitud presente.




Memorias de la vida.14

Manifiesto de Indignación Contra la Corrupción
Por: Juan Pueblo

Gran multitud acudió a la plaza donde se desarrollaba públicamente un evento muy inusual. Era la segunda vez que la voz de Juan Pueblo se escucharía flamear libremente hacia los cuatro vientos. Don Juan Pueblo es un personaje imaginario, un verdadero héroe de la historia. Nadie sabe de dónde viene ni a donde va, se presume que existió mucho antes que nosotros y según los videntes vivirá hasta el fin de la humanidad.
Los transeúntes prestaban atención a este inusual método de manifestación. Siempre una gran cantidad de pobladores se paraban frente a él para oír su ponencia.
–La última vez que estuve aquí en esta plaza tomé un autobús con destino a Asunción, al subir el chofer me preguntó si hasta donde iba, el pasaje es precio único le pasé el monto establecido y me exhortó a pagar un monto menor a cambio de viajar sin la boleta (ticket) correspondiente, sin profundizar el tema, hice ademán de desacuerdo, tome mi ticket y me senté. giré la cabeza hacia un lado y pude leer un escrito que decía: “Exija y no devuelva su boleta al conductor” y otra que decía: “no bajar por la puerta delantera” pero curiosamente los pasajeros bajaban por la puerta delantera después de haber devuelto su ticket al conductor, cuando llegamos a una importante esquina de las principales calles de Asunción, el semáforo en rojo, indicativo de “pare” no fue acatado por nuestro conductor, después a dos cuadras dos sujetos abordan el vehículo , eran dos famosos delincuentes denominados (carteristas). Eran unos verdaderos profesionales que al pasar y con un leve contacto con sus víctimas se quedaban con billetes, joyas, teléfonos celulares y otros objetos de valor. Los demás pasajeros observaban silenciosamente lo acontecido por temor a una reacción violenta de estos forajidos. Descendieron estos sin encontrar ninguna resistencia. Luego subió al bus un vendedor de discos compactos de videos y músicas de diferentes autores, nacionales e internacionales a precios mucho menor a lo ofertado en los comercios dedicados al ramo.


Memorias de la vida.15

Se trataba indudablemente de productos perfectamente falsificados. Traté de restarle importancia, giré mi vista hacia un lado, cuando veía entrar en un motel un señor de avanzada edad en compañía de una niña de aproximadamente 12 años, vestida con uniforme escolar (para muchos normal) pero este acto constituye un delito indiscutible "casi" en cualquier país del mundo.
Agité mi cabeza en señal de desacuerdo para terminar viendo un gran cartel publicitario donde una conocida marca de cigarrillo y anexo a ella una de bebidas alcohólicas. No muy lejos se encontraban situados: escuelas, colegios, hospital e iglesia. Sentí sorpresivamente el tacto de un niño sobre mi hombro, me di la vuelta, el me ofreció un conocido periódico de alto contenido pornográfico.
Mujeres y varones desnudos, destacándose por sus atributos sexuales.
El pobre menor ni se imaginaba lo perjudicial que era esto para su formación moral.
Compre un informativo y leí en ella que el 25% de las muertes son causadas por el alcohol y el cigarrillo.
Leí que el cigarrillo es productor del cáncer del pulmón, de la Bronquitis crónica (enfisema), cáncer de laringe, cáncer de esófago, infarto de miocardio, cáncer de vejiga, ulcera de estomago, cáncer de riñón, arteriosclerosis y cáncer de páncreas. Aterrado cambie de página donde leí:
“OTRO DESFALCO AL BANCO CENTRAL DEL PARAGUAY...MILES DE AHORRISTAS FUERON ESTAFADOS...CONTRABANDO DE ROLLOS AL BRASIL...PARAGUAY ES RUTA DEL NARCOTRÁFICO...PARAGUAY ES EL PAÍS MAS CORRUPTO DE SUDAMÉRICA, CASI OCUPA EL PRIMER LUGAR EN EL MUNDO...BRASIL ACUSA AL PARAGUAY DE TRAFICAR ARMAS...LAS HIDROELÉCTRICAS, ITAIPU Y YACYRETÃ SON MONUMENTOS DE LA CORRUPCIÓN... ACUSAN A JUECES DE MAFIA JUDICIAL...
Unas gotas de lágrimas rodaron sobre mi mejilla de tanto dolor, si no fuera porque estaba entre tanta gente hubiera llorado como un niño despechado.
Un pasacalles de un partido político con miras a unas elecciones cercanas decía: “Somos uno, somos muchos, somos todos colorados, Votá lista 1” y dije yo para refutar esto– seremos uno, seremos muchos, pero no todos los paraguayos somos corruptos.




Memorias de la vida.16


Mucho Tiempo Atrás

En este cuadro se introduce material audiovisual preparado:
Video clip (Teatro) del compuesto musical “Mateo Gamarra”, Polca Paraguaya. (Preferentemente en versión del conjunto musical Oscar Pérez y la Alegre Formula Nueva)






Memorias de la vida.17
La Misteriosa Desaparición

Era un día maravilloso. Una sutil brisa besaba el legendario lago azul de Ypakarai mientras una lancha brincaba a una velocidad casi imprudente. La música sonaba a gran volumen. Los decibeles eran tan altos que no permitía la comunicación verbal entre los navegantes. Se veían en el cielo algunas aves sobrevolar como si quisieran posarse en las esporádicas nubes blancas. Todo trascurría con normalidad hasta que un repentino viento rompió la calma…la embarcación se balanceaba de un lado a otro. Estaban justo en la desembocadura del lago a puertas del río Salado. Un movimiento brusco provocó, presumiblemente, la caída al agua de un miembro de la tripulación. Nadie notó la ausencia desgraciada de una de las muchachas quien acompañaba al grupo de amigos para disipar la nostalgia de una ausencia circunstancial de su amado. Después de haber transcurrido cierto tiempo, el delegado del tour constata la ausencia de una mujer, pues al momento de zarpar le había prestado un libro, Biografía de un ausente “del gran escritor Rubén Barreiro Saguier”, con la condición de devolverlo antes del regreso, razón por el cual la habría buscado. La buscó infructuosamente hasta confirmar su misteriosa ausencia.
Entonces, dan aviso a la policía efectuándose una inútil búsqueda, pues jamás encontraron rastros de ninguna persona en el agua.
Versiones habían presumido el rapto de la hermosa joven. Otras conjeturas fueron “que se habría escapado con un ex novio”.
– La verdad podría ser develada algún día–. Expresaron algunos.

……………………………………………………………………………………………………………
TV Noticias

Los noticieros locales daban destaque a la extraña desaparición de una joven en las aguas del Legendario Lago Ypakarai. La portada de los diarios destacaba este trágico suceso. Imágenes emitidas por los canales de televisión eran recepcionadas en lugares como los mercados municipales, supermercados, bares y despensas, etc.
–Una mujer, presumiblemente, desapareció ayer en las aguas del legendario Lago Ypakarai en su desembocadura con el río Salado, conector del rio Paraguay con la laguna azul.
–La joven aguardaba la vuelta de su prometido desde el viejo mundo para contraer matrimonio.
–Un paseo en el yate Kuñatãi fue su último adiós.
–A pesar de la infructuosa búsqueda, los intervinientes no pudieron hallar rastros de ella. (Las tomas son del lago, con imágenes de algunos canoeros buscando el cuerpo de la mujer)



Memorias de la vida.18

Una Princesa llamada Noelia María
Y una Madame llamada Julia María
Partes a ser Narradas con acompañamientos de imágenes
Este fragmento narra la vida de dos personas muy especiales. Noelia era la más sensible y la más atractiva, sin embargo, sufría de un ficticio mal "también conocido como complejo o delirio de enfermedad”. Desde su infancia, llamaba la atención de sus padres, familiares y amigos fingiendo enfermedades inexistentes. Un fenómeno manifestado generalmente en personas muy sentimentales, heridas emocionalmente en etapa de su infancia, y que finalmente busca algún tipo de cariño a través de la compasión de los demás. Utilizan esta herramienta como una fuente de amor. Casi siempre logran su objetivo, pues los seres humanos somos muy perceptivos al afecto solidario; que entre el amor verdadero y este, muchos no lo saben distinguir. Este es el caso de Noelia, la más bella artesana, nacida en la denominada “Ciudad de la Alfarería” a orillas del legendario Lago Azul de Ypakarai.
Ella pertenecía a una de las tradicionales familias alfareras de la ciudad de Aregua, el señor de la casa, don Gustavo, un alfarero de lujo “tornero por excelencia” y doña Blásida, también alfarera.
Dos hijas mellizas eran las principales protagonistas de esta aventura.
Noelia María y Julia María.
Noelia era una jovencita muy picara, de entre las dos, siempre era la más resaltante. Sus ojos cautivantes, su esbelto cuerpo y su bella cabellera constituían su hermosura divina.
La acompañaba su hermana, nacida en el mismo parto, pero con características muy especiales, Julia María. Una popular y polémica mujer quien casi en toda su vida fue la coprotagonista
Tenía un perfil determinado en cuanto a su forma de vida. Los hombres allegados a ella comentaban a menudo sus fantasías y aventuras amorosas en las tradicionales rondas de tereré.
Algunos aseveraban que padecía de la enfermedad denominada Ninfomanía. (Furor uterino)
A temprana edad experimentó varias aventuras amorosas (según comentaban sus amigos) incluyendo familiares cercanos.
“Dice la gente” que en cierta ocasión un primo suyo tuvo que ser confinado a un cuartel militar para tapar un mentado escándalo.




Memorias de la vida.19

En ocasiones fingía sufrir de ataques de histeria o epilepsias para despistar a sus padres cuando “estos” casi la descubren en sus travesuras.
Mientras Noelia era una mujer normal y de condiciones morales incuestionables. Vivía apegada a sus padres honrándolos con gran obediencia. Tiempo después…sus ambiciones personales y sus deseos de sobresalir en la vida lo llevaron al camino de la independencia.
Como alfarera, fabricaba flores y otros ornamentos de cerámica muy llamativas, ganándose popularidad y una clientela muy envidiada. Acumuló rápidamente un capital económico con el cual se compró un terreno adyacente al de sus padres, donde construyó una modesta casita y montó en ella un taller artesanal.
Un ambiente tradicional conformado por un torno de madera, herramienta imprescindible para la elaboración de vasijas, planteras y otros objetos de barro, moldes de yeso de diferentes medidas y diseños originales, así como de copias en series de obras populares. Una pileta de colado para la elaboración de la arcilla preparada para cerámica.
La buena relación con sus empleados, amigos y clientes era algo muy natural para su condición humana.
Por su lado, Julia María, vivía un mundo ilusorio, mentía a la gente como si fuera algo normal. Y tenía a los hombres como objetos descartables y sin valor.
Sembraba el pánico por donde se le daba la ocasión para dejar salir de su boca algunas palabras. Tanto que de “cizañera de primer plano” la denominaban sus amigos. Le gustaba eliminar cualquier vínculo de confianza entre las personas, esto la hacía invulnerable, pues al no haber buen relacionamiento y comunicación entre las partes, no había modo de ser descubierta en sus fechorías.
Entre trabajo y quehaceres siempre había un escenario propicio para su pasión.
Mientras a Noelia, su hermoso y sensual cuerpo la ayudó para conquistar rápidamente a un apuesto joven de su pueblo. Por un tiempo, vivieron como dos verdaderos enamorados, pero este sueño no duró mucho, pues los celos y la desconfianza producida por la conducta de Julia María exterminaron el amor. Algunos hombres tenían la falsa creencia de que también Noelia podría ser portadora de aquel delirio sexual. Injusto estigma atribuido a la joven de intachable conducta moral.


Memorias de la vida.20
Las Acciones Solidaria
Por. Juan Pueblo

La vida trascurría como siempre en la plaza, niños jugando, personas leyendo revistas, periódicos, libros. Algunas parejas coqueteando románticamente. Personas caminado. Realizando ejercicios de calistenias. Sentados en los asientos simétricamente ubicados. Hasta que el portavoz del pueblo marcaba presencia, y haciendo uso del púlpito exclamaba a viva voz.
– Debemos escuchar…a todos…sin discriminación alguna. Todos tenemos algo que quisiéramos contar…desahogarnos…descargar nuestros sentimientos. Comentar lo que sabemos.
Todos tenemos un dolor guardado. Todos tenemos una herida que en muchos casos, antes de cicatrizar, nos vuelven a infringir cada cierto periodo. Sangra. Duele. Pica. Molesta. Poniéndolos agresivos. Alterados. Fuera de sí. Seamos comprensivos con los demás. Seamos solidarios con la gente.
¿Quién no tiene un amor mal correspondido?...¿Quién no siente la ausencia de los padres por algún motivo?... ¿Quién no tiene un hermano, un pariente o un amigo alejado del camino?. ¿Quién no tiene cerca a personas malintencionadas que acechan la vida?... ¿Quién no tiene problemas laborales?, Desempleo. Salario insuficiente. Maltrato de patrones o de los mismos compañeros.
¿Quién no tiene un matrimonio devastado por infidelidades malditas?
¿Quién no tiene decepciones, bajezas y derrotas?
¡Comprende!… ¡Ayuda!… ¡Habla!, pero siempre hazte tiempo…y escucha.
Al bueno y al malo. Al sabio y al tonto…escucha.
………………………………………………………………………….

Los Domingos en la Casa de Daniela

Era un día domingo. Los jóvenes se reunieron en la casa de Daniela como lo hacían periódicamente. Entre ronda de tereré, guitarreada, juegos y bromas, leyendas de Perurima y chistes de cacique transcurría la mañana.
Esta escena era algo periódicamente repetida durante el transcurrir de la historia.
Luis, por su parte, narraba como el régimen del dictador Stroessner exterminaba a los que pensaban diferente. Comentaba de como los PM (policías militares) arrestaban a cualquier ciudadano con otra ideología, acusándolos de terrorista y o “comunistas”. Los llevaban a las delegaciones de gobierno (hoy comisarías) o en la oficina de investigaciones de la policía en Asunción, para someternos a torturas físicas y psicológicas. Mientras sus familiares (esposas e hijas, inclusive niñas) eran violadas y asesinadas por partidarios del gobierno (ANR, Partido Colorado). Los detenidos eran ingresados en una sala de tortura, donde se les extraían sus uñas con tenazas, o les clavaban agujas de cocer debajo de las uñas; se los introducía en piletas cargadas con excrementos y a la vez electrificadas para luego terminar siendo arrojados vivos desde aviones de la fuerza aérea en la región del chaco. Los aparatos DC 3 de TAM (Trasporte Aéreo Militar) y las camionetas de color rojo (kamioneta pytâ'i), así como los ríos Paraguay y Jejuy son testimonios de aquella fatídica época



Memorias de la vida.21

TV Noticias 1989

En la despensa del barrio, un antiguo televisor transmitía las noticias. Los clientes podían enterarse de los más importantes sucesos de la época mientras hacían sus compras. El cruce esporádico de palabras entre los vecinos (clientes) también era una fuente de intercambio de informaciones muy particulares. Se mantenían al tanto de todo. La comunicación entre ellos era muy eficiente y constituían un espíritu familiar entre los vecinos. En el espacio noticioso pasaban los titulares de los principales periódicos de la fecha.
TV:
–El ex jefe de la policía Stroesnista, el Gral. Brítez Borges y su fiel compañero, jefe de investigaciones, Pastor Coronel. Fueron trasladados al penal de Takumbu.
–Los mismos son acusados de ser los sembradores del terror en el país, tras ser fieles al dictador Gral. De Ejercito Alfredo Stroessner.
–El juez Duarte Carvallo decretó embargo de bienes por valor de 3.000.000.000 de guaraníes de estos imputados.
–También afecta al torturador Lucilo Benítez.
–Ramón Aquino, un verdadero símbolo de la prepotencia y la impunidad, también es recluido en el Penal de Takumbu
–El Gral. Roberto Knopfemacher devolvió la suma se guaraníes 4.200.000.000 perteneciente a empresa estatal Aceros del Paraguay, ACEPAR, en el mismo contexto su hermana devolvió 210.000.000 de guaraníes perteneciente al estado.
–Por su parte, Ramírez Patiño, presidente del servicio estatal de agua potable, CORPOSANA, ofreció 3.000.000.000 de guaraníes para evitar ir a prisión.
–una encuesta revela que las canciones nativas han perdido notablemente su popularidad.
–la Polca paraguaya y la melodiosa guarania fueron sustituidas gradualmente por la cumbia y los ritmos bailables provenientes de Norteamérica y Europa.
–los ritmos pop, disco, rock, bolero en ingles, entre otras, son la moda actual en casi todo el país.



Memorias de la vida.22

Noelia se Enamora de Miguelito
(Narración)
Cuando conoció a Miguelito, los amigos cantaron a capela la canción del “por fin, su media naranja” – Esta vez ha encontrado su don Juan – murmuraban la gente con mucha expectativa.
Ella tenía un carácter muy especial, alegre, muy dinámica; vivía su vida como si fuera en el mismo paraíso. Pero en su interior faltaba la paz autentica. Algo suelto había en ella. El verdadero amor no se la hacía alcanzar. Muchas lágrimas derramada, se le hinchaba los párpados de tanto llorar. Si era amada… no podía corresponder; si ella amaba, no era correspondida.
Trataba de vivir una vida normal. Trataba de formar un vínculo familiar, una vida conyugal como cualquiera. Era lo que gritaba con gran ilusión cuando emprendía un nuevo camino. Trasmitía tanto júbilo, hasta sus vecinos y amigos eran envueltos por aquel ocasional ambiente de paz.
Caminaba por las calles tomadas de la mano con su varón, sonriente, saludaba a todos a quienes encontraba en su camino.
Visitaban frecuentemente las orillas del lago. Escalaban juntos los monumentales cerros Kõi y Chorõrĩ para sentarse en la cima y esbozar desde allí un mundo lleno amor.
Vivieron felices por algunos años y de ahí nació su primer fruto de amor, Miguelito se llamaba en honor a su padre.
Las inquietas actitudes de Julia María despertaban cierta incomodidad en Miguel, pues era una mujer ávida, y no desperdiciaba una ocasión para cizañear y apoderarse del deseo carnal flotante en cualquier ser humano, y con su atrayente perfume no le fue difícil. Consiguió aplacar su sed en varias ocasiones, lo cual muy pronto enfrió los lazos sentimentales entre la feliz pareja y nuevamente la separación era motivo de murmuro entre la población.
Noelia quedó lagrimeando nuevamente, buscaba aferrase a un consuelo sutil, el barro. Un complemento de su vida. Sin prejuzgar su talento artístico, pues el amor es para el ser “el máximo galardón” un motivo insustituible, una razón de la autentica felicidad.





Memorias de la vida.23

Las Competencias
Por: Juan Pueblo

La vida trascurría como siempre en la plaza, niños jugando, personas leyendo revistas, periódicos, libros. Algunas parejas coqueteando románticamente. Personas caminado. Otras realizando ejercicios de calistenias. Algunos Sentados en los asientos simétricamente ubicados. Hasta que el portavoz del pueblo marcaba presencia, y haciendo uso del púlpito publico exclamaba a viva voz.
– “Lo importante es competir”, así reza un refrán que se ha hecho popular últimamente.
Tratar de ser el mejor de todos y por encima de todas las cosas; es el anhelo de una persona sana y medianamente inteligente. Lo contraproducente se torna en cuanto a la realidad de las cosas donde de un alto porcentaje de personas que hayan competido en un determinado deporte solo uno es ganador y no porque sea el mejor de todos sino porque la suerte le dio una mano. Un inédito refrán dice: “En algunos casos no es bueno competir, pues el espíritu de una competencia es demostrar que se es superior a otros”, y ningún ser humano es superior a otros. Se es mejor en algunas cosas, pero se es carente en otras. La competencia por ser mejor debería ser cultivada dentro de sí mismo, en secreto, en silencio, en el corazón y no ser publicada ni utilizada para humillar a nadie.
Tratar de ser el mejor en cualquier modalidad o disciplina nunca será algo malo. Lo malo es gozarse de la derrota ajena.
El ser humano pierde su esencia cuando se alegra en momentos en que otros lloran.
¿Cómo puede uno enaltecerse al arrancar el fruto de una planta si para lograrlo lo derriba?
¿No es cierto acaso que el árbol derribado ya no podrá dar fruto jamás?
Un ejemplo cruel y despiadado es como la de las antiguas Arenas donde los luchadores debían matar al oponente para demostrar ser el mejor.
En nuestra era el boxeo se cobró varias vidas, sin embargo es una de las más rentables de los deportes.
Las carreras de autos, las corridas de toros y otras en cuya competencia se han perdido muchas vidas.
Estos juegos deberían ser prohibidos por poner en riesgo la vida de los participantes.
Charles Darwin afirmaba que el hombre proviene del mono, o sea que de un animal. Hoy nadie cree esta teoría. Aunque Tal vez “Darwin” tenía razón, pues solo así se explica lo salvaje de algunos hombres.
Pero, aunque usted no lo crea… el hombre proviene de Dios, y no todos son salvajes. En el planeta hay más de seis mil millones de habitantes y aunque en pequeño porcentaje, hay personas, diseminados por todo el mundo, que permanecen en silencio, sin competir públicamente por demostrar que son mejores. Estos han ganado el más alto honor en el podio de los ganadores... Pues la victoria más grande es el estado emocional donde uno mora feliz… sin causar ningún daño a su existencia, a su prójimo ni a la naturaleza misma.


Memorias de la vida.24

En la Despensa. Tomas Cañete y Juan Díaz

En un tipo de comercio tradicional, abundante en todo el territorio del Paraguay, un negocio denominado “Almacén y Despensa Dos Hermanos” cuyos dueños don Pedro Cáceres y Doña Victoria Meza, padres de Marcelo y Félix, se desarrollaba una historia paralelamente emocionante. Un hombre de avanzada edad, don Juan Díaz, veterano de la Guerra del Chaco (Paraguay-Bolivia/1932-1935) en total estado de embriaguez, con una tradicional botella de caña en mano (la caña es una bebida alcohólica muy popular del Paraguay, es destilada de la planta de la caña dulce, en guaraní-Takuare’ẽ, del cual también se extrae la miel negra y el azúcar)
Juan Díaz: Che ha’e Juan Día hina, chácore, añorairõ vaekue ñaneretãre umi bolí ndive, umi tapicha ojepurukavaekue pytaguape, petróleo jehekahápe.32 ary guive 35 ary peve. Heta tapicha ndouveima. Omano hetãre ha ko'ãva mburuvicha ha Tendota kuera omonda pa hangua (Oñe’ẽ jokósemo’a chupe karai Choperu)
Trad. –Soy Juan Díaz, excombatiente de la guerra del Chaco, luché defendiendo a mi país de la invasión de los bolivianos manipulados por los yanquis quienes buscaban petróleo en nuestro territorio, en 1932 a 1935, yo estuve en el frente de batalla donde muchos de mis compañeros ya no volvieron con vida. Murieron para que estos políticos de mierda hoy roben descaradamente al pueblo (le interrumpe don Pedro)
Pedro: Anína péicha ere Juan, oikatu ojejapo nderehe mba’evai (no penai hese)
Trad. –No hables así don Juan, te pueden hacer algo (le hace caso omiso)
Juan Díaz: Ko machete (ohechauka i machete ha ombo hyapu yvyre) che añorairo vaekue che retare, ha ko'ãva che korreli kuera che motĩ. Mbohapypa peteĩpo ary kolo’o omotenondehague ñane retã. Tendota etrrone. Ko’ag̃a oimẽva Tetã Brasilpe, omuña chupe mburuvicha Rodrigue, Lino Ó, Calo Ovando ha Regi Romero.
Umía ndo japoirire la golpe de etado omombahag̃ua dictadura...che asẽtantevoi che machete che pópe kuri...
Con este machete (muestra el machete y lo golpea por el piso) yo defendí mi patria y estos correligionarios míos que son una vergüenza. Pasaron 35 años de gobierno colorado. Con un presidente dictador como este Gral. Alfredo Stroessner que hoy va exiliado al Brasil derrocado por el Gral. Andrés Rodríguez, el Gral. Lino Cesar Oviedo, el General Carlos Ovando y el Gral. Regis Romero.
Si estos no hubieran hecho el golpe de estado para derrocar la dictadura…yo hubiera salido en las calles con mi machete...
Pedro: Anive eñe’ẽ peicha, karai Juan (ombopy’ajerasévo chupe)
Trad. – No hables mas así don Juan (trata de apaciguarlo)






Memorias de la vida.25

Juan Díaz: Ahasama heta ñorairõ ha heta ary dictadúrape...anichevaerã Ko'ag̃a democraciápe oĩ che jukaharã (Omaña i kaña ryrure ha ojopy chupe peteĩ kamambu) koa ha’e upe che mombareteva.
Trad. –He sobrevivido una guerra y décadas de dictadura y no creo que hoy en democracia alguien me pueda vencer (mira su botella y luego bebe un trago diciendo) este es mi fuente de energía
Pedro: Hetáma ningo nde ruvy ohasa nde pirevýrupi karai Juan.
Trad. –Ya corrieron muchos años por tus venas don Juan
Juan Díaz: Ha upearekatu Choperu, tuvyguarani ha aranduka’aty aipurune hese
Trad. –´Por eso mismo don Pedro, mi experiencia como guerrero guaraní es lo que voy a utilizar
Pedro: (oñe’ẽ mbegue) cheverõguarã amõ ñuperõme oĩ hape kurusu atýpe repane ag̃a nereñatendeirãmo nde rekovére.
Trad. – (murmuró) Creo que lo que vas a utilizar es un lugar en el cementerio si no te cuidas.
Juan Díaz: (Osapukái) che ha’e Juan Día...de noche ha de día...che día (ha osapukái po’i, ha ombohyapu i machete yvyrováre) ¡Piiiipiuuuu!
Trad. – (Exclamó fuertemente) Yo soy Juan Díaz...de noche y de día… yo soy Díaz. (Y pega un grito tradicional golpeando su machete por el piso) ¡Piiiipiuuuu!


Memorias de la vida.26

Al Regreso de Francia

Meses después, el señor extranjero volvía a Paraguay con un extraño paquete como regalo a la más hermosa mujer de su vida. Nuevamente es escenario de esta anécdota el más importante aeropuerto del país. El descendió de una aeronave y suspiró fuertemente como diciendo…aquí estoy mi amor…he vuelto.
La hermosa mujer no estaba allí…el miró por todos lados…pero ella no estaba…ya no estaba en este mundo.
Se dirigió entonces en aquellos lugares donde solían encontrarse…la Cuadra histórica de Luque…la Plaza Mcal. López, la Iglesia principal de Luque, luego en la de Aregua…culminó su trajinar en la playa de Aregua donde el legendario lago azul…cómplice silencioso de aquella desaparición mantenía sus aguas en la más prudente calma.
Un canoero se acercó preguntándole en guaraní. – ¿necesitas algo?, ¿señor?–. Él lo miró, y teniendo un básico dominio de su lengua pregunta – Estoy buscando a mi amada, solíamos encontrarnos porrestos parrajes… ¿Mirrna, la conoces? –
El pobre hombre no supo cómo responder, pues ser portador de malas noticias no es un privilegio de la vida, pero finalmente no tuvo otra opción. – ¿Pero no estás enterado, señor?
– ¿Enterrado de qué?
–Ella ya no está por acá.
–Como que ya no está… ¿y donde se ha ido?
–Ella ya no está por acá…ella desapareció
–Perro que dices hombrre… ¿es una brroma?
–A ella lo tragó las aguas del lago (mientras el hombre narraba el suceso, las imágenes de aquel fatídico momento se desarrollaba en el aire)
Conmocionado, tomó una rama de un ceibo y hechizó aquel lugar –nunca más serrás cómplice de una separración…toda parreja que visite tus plaias sentirrán todo el gozo del cual tu me has rrobaddo, y por haberr prrivado a mi amada del placerr de caminarr sobrre tus arrenas y mojhar sus pies en tus aguas, ella saldrrá de ti a caminarr en los días de yuvias y acamparrá en la loma desde donde te observarrá por toda la eterrnida –. El sonido de la melodía Lago Azul de Ypakarai acompañada de imágenes complementa este cuadro.




Memorias de la vida.27

DESARROLLO ECONÓMICO A TRAVÉS DEL ARTE
Por: Juan Pueblo
La vida trascurría como siempre en la plaza, niños jugando, personas leyendo revistas, periódicos, libros. Algunas parejas coqueteando románticamente. Personas caminado. Realizando ejercicios de calistenias. Sentados en los asientos simétricamente ubicados. Hasta que el portavoz del pueblo marcaba presencia, y haciendo uso del púlpito exclamaba a viva voz.
–Una solución laboral para miles de familias. Especialmente para las 526 nucleadas en Ceproca de Aregua, discriminados y humillados por el intendente local y el presidente de IPA.
En todo el territorio paraguayo se presume existen un mínimo de 15.000 artesanos, aunque una irresponsable declaración del actual presidente de IPA, el Lic. Fredy Olmedo, asegurando la existencia de más de 200.000, haya formulado por algunos medios de prensa.
Estos actores de nuestra cultura, enaltecedores de nuestra patria y patrimonio cultural de nuestra humanidad actualmente viven sumergidos en una triste y humillante franja de la pobreza y la extrema pobreza.
Los artesanos paraguayos son mas artistas por la habilidad para sobrevivir con el poco dinero que administra que por su talento y dedicación en su trabajo.
Solamente Aregua cuenta con casi 1.000 familias artesanas, esto, multiplicado por 5 miembros suponen un total de 5.000 artesanos.
Un artesano equivale a una empresa artesanal, llamado "microempresario" en términos económicos.
Un artesano es un empleado ocupado o desocupado dependiendo de las condiciones que ofrezca el estado paraguayo.
Un artesano ocupado es una empresa artesanal en actividad. Un artesano desocupado es una empresa inactiva.
Una empresa activa equivale a una familia entera con posibilidad de acceder a mejores condiciones de vida: Buena alimentación, Salud física, Mental, Espiritual y Formación Académica. Un/a Microempresario/a activo/a es para el estado una herramienta instructiva capaz de llegar a otras familias carentes de guías útiles para la sociedad. Eliminando al mismo tiempo la posibilidad de engrosar la lista de delincuentes motivados por el hambre y la necesidad.
Un/a Microempresario/a activo/a es un canal por el cual circula un flujo de dinero capaz de cubrir necesidades de su entorno, tales como: la despensa del barrio, la tienda de ropas, las librerías, las peluquerías, la farmacia, la carnicería y otros comercios; siendo paralelamente cada uno de estos un sustento familiar.
El Gobierno, inclusive podría crear las condiciones para la instrucción de nuevos artesanos a través de talleres de formación y en un futuro inmediato exportar productos artesanales fácilmente absorbible por cualquier país del mundo. Exportar 5.000 camisas de Aopo’i al mes no es una cantidad excesiva para una pequeña ciudad Europea con 1.000.000 de habitantes con un 100% de capacidad adquisitiva.
5.000 ánforas de cerámica, guitarras, hamacas, termos forrados con cueros repujados, bolsos de Karanday, filigranas, tallados de madera, pinturas al óleo, collares, aros y pulseras de semillas, prendas de lana, piezas de Ñandutĩ , artesanías de madera, poncho de 60 lista y otras artesanías no mencionadas. Toda esta cantidad no es ni siquiera una carga destacable para una ciudad brasilera como San Pablo con una población aproximada de 18.000.000; Buenos Aires, Argentina con más o menos 13.000.000; Nueva York con más de 40.000.000; París o Estambul con 10.000.000…(fuente no actualizada)
Con el envió de una partida anual a cualquier país del mundo nuestra economía fundada sobre la cultura alcanzaría el anhelado desarrollo sustentable.






Memorias de la vida.28

La Resignación y el Regreso a Europa
El partió hasta el templo de Luque donde depositó un objeto, era una noche oscura, no se podía distinguir con exactitud aquella cosa. Se marchó nuevamente al aeropuerto después de haber visitado el cementerio, depositando un ramo de flores en la cruz principal en su honor. Dio una visita final a aquellos lugares catalogados históricos y culturales donde apasionadamente paseaban los dos. Y pasó a mirar la antigua casona donde ella residía, un patrimonio de la nación ubicado en el casco histórico de la ciudad.
El ruidoso aparato despegaba lentamente llevándose en ella un destrozado corazón. Las nubes aguardaban en el firmamento. El avión penetró en ellas y desapareció. – Así es la vida–. Parecía decir un pájaro postrado en una rama en las adyacencias de la pista de aterrizaje mientras observaba el objeto con alas de metal surcando en el cielo.

……………………………………………………………..

pandora ar líne

incanta pandora
パンドラストッパー
sitio web de pandora
pandora armbanden verkoop

14 de maio de 2016

Capítulo 10

Ônibus em chamas Um filho mais velho que eu Por favor, Zeus, pare
SONHEI QUE DIRIGIA A carruagem do Sol pelo céu. A capota estava abaixada. Eu seguia com calma, buzinando para aviões saírem do meu caminho, apreciando o cheiro da estratosfera fria e dançando ao som de minha música favorita: “ Rise to the Sun ”, do Alabama Shakes. Estava pensando em transformar o Maserati em um dos carros autônomos do Google. Queria pegar meu alaúde e tocar um solo de arrasar que deixaria Brittany Howard orgulhosa. Foi quando uma mulher apareceu no banco do carona. — Você tem que se apressar, cara. Quase pulei do Sol. Minha passageira estava vestida como uma antiga rainha líbia. (Claro que eu sabia como era uma rainha líbia. Já namorei algumas.) O vestido com estampa de flores vermelhas, pretas e douradas esvoaçava. No cabelo escuro e comprido havia uma tiara que parecia uma pequena escada curva: dois suportes dourados com degraus prateados. O rosto era maduro e imponente, do jeito que uma rainha benevolente deve ser. Portanto, definitivamente não se tratava de Hera. Além do mais, Hera jamais sorriria para mim de forma tão gentil. E... aquela mulher usava um grande símbolo da paz no pescoço, feito de metal, o que não fazia o estilo de Hera. Mesmo assim eu sentia que a conhecia. Apesar do jeitão hippie-coroa, era tão linda que achei que talvez fôssemos parentes. — Quem é você? — perguntei. Os olhos dela brilharam em um tom perigoso de dourado, como os de um predador. — Siga as vozes. Um caroço se formou na minha garganta. Tentei pensar, mas parecia que meu cérebro tinha sido batido em um liquidificador. — Ouvi você no bosque... Você estava... estava dizendo uma profecia? — Encontre o portão. — Ela segurou meu pulso. — Você tem que encontrar primeiro, sacou? — Mas... A mulher explodiu em chamas. Puxei meu pulso chamuscado e segurei o volante quando a carruagem do Sol mergulhou de frente. O Maserati se transformou em um ônibus escolar, um modelo que eu só usava quando tinha que transportar muita gente. A cabine se encheu de fumaça. Em algum lugar atrás de mim, uma voz anasalada disse: — Não deixe de encontrar o portão. Olhei pelo retrovisor. Em meio à fumaça, vi um homem corpulento de terno roxo. Estava sentado nos fundos, onde os bagunceiros normalmente ficam. Hermes gostava daquele lugar, mas o homem não era Hermes. Ele tinha rosto fino, nariz grande demais e uma barba que cobria a papada como uma tira de capacete. O cabelo era encaracolado e escuro feito o meu, mas não era tão estilosamente desgrenhado nem exuberante. O lábio se curvou como se ele tivesse sentido um cheiro ruim. Talvez fossem os bancos do ônibus em chamas. — Quem é você? — gritei, tentando desesperadamente puxar a carruagem para interromper o mergulho. — Por que está no meu ônibus? O homem sorriu, o que deixou seu rosto ainda mais feio. — Meu próprio ancestral não me reconhece? Estou magoado! Tentei me lembrar dele. Meu maldito cérebro mortal era pequeno demais, inflexível demais. Desfez-se de quatro mil anos de lembranças como se não prestassem. — Eu... não — falei. — Lamento. O homem riu enquanto chamas lambiam suas mangas roxas. — Ainda não, mas logo vai lamentar. Encontre o portão para mim. Me leve ao oráculo. Vou gostar de queimá-lo! O fogo me consumiu enquanto a carruagem do Sol despencava. Segurei o volante e olhei horrorizado o rosto enorme surgir diante do para-brisa. Era o rosto do homem de roxo, moldado em um pedaço de bronze maior do que o ônibus. Conforme caíamos, as feições mudaram e se tornaram as minhas próprias. E então, eu acordei, tremendo e suando. — Calma. — Alguém tocou meu ombro. — Não tente se sentar. Naturalmente, eu tentei me sentar. Meu cuidador era um jovem mais ou menos da minha idade (minha idade mortal), com cabelo louro desgrenhado e olhos azuis. Usava uniforme de médico com um casaco de esqui aberto, as palavras OKEMO MOUNTAIN bordadas no bolso. O rosto trazia um bronzeado de esquiador. Eu tinha a sensação de que o conhecia de algum lugar. (O que vinha acontecendo com muita frequência desde que caí do Olimpo.) Estava deitado em um colchão no meio de um chalé. Dos dois lados, havia beliches encostadas nas paredes e vigas de cedro no teto. As paredes eram brancas e vazias, exceto por alguns ganchos para casacos e armas. Poderia ter sido uma moradia modesta em quase qualquer era: Atenas Antiga, França medieval, fazendas de Iowa. Tinha cheiro de roupa de cama limpa e sálvia seca. As únicas decorações eram alguns vasos no peitoril da janela, onde alegres flores amarelas desabrochavam apesar do frio lá fora. — Essas flores... — Minha voz estava rouca, como se eu tivesse inalado a fumaça do meu sonho. — São de Delos, minha ilha sagrada. — São — disse o jovem. — Elas só crescem dentro e ao redor do chalé 7, o seu chalé. Sabe quem eu sou? Observei o rosto dele. A paz em seus olhos, o sorriso tranquilo nos lábios, os cachos que o cabelo formava ao redor das orelhas... Eu tinha uma vaga lembrança de uma mulher, uma cantora de country alternativo chamada Naomi Solace, que conheci em Austin. Corei ao pensar nela mesmo depois de tanto tempo. Para meu eu adolescente, o romance que tivemos parecia algo visto em um filme muito tempo atrás, um filme proibido para minha idade. Mas esse garoto sem dúvida era filho de Naomi. O que queria dizer que também era meu filho. O que era muito, muito estranho. — Você é Will Solace — falei. — Meu, hã... — É — concordou Will. — Que esquisito. Meu lobo frontal deu uma volta de cento e oitenta graus no meu crânio. Meu corpo tombou para o lado. — Opa, calma. — Will me segurou. — Tentei curá-lo, mas, sinceramente, não entendo o que há de errado. Você tem sangue, não icor. Está se recuperando rapidamente dos ferimentos, mas seus sinais vitais são completamente humanos. — Não me lembre disso. — Ah, bem... — Ele colocou a mão na minha testa e franziu a dele, concentrado. Os dedos tremeram de leve. — Eu não sabia nada disso até tentar dar néctar a você. Seus lábios começaram a fumegar. Eu quase matei você. — Ah... — Passei a língua no lábio inferior, que parecia pesado e dormente. Eu me perguntei se isso explicava meu sonho com fumaça e fogo. Esperava que sim. — Acho que Meg se esqueceu de contar para vocês sobre minha condição. — Parece que sim. — Will segurou meu punho e verificou os batimentos. — Você parece ter mais ou menos a minha idade, uns quinze anos. Seus batimentos cardíacos voltaram ao normal. As costelas estão cicatrizando. O nariz está inchado, mas não quebrado. — E estou com acne — lamentei. — E banhas. Will inclinou a cabeça. — Você virou mortal e é com isso que está preocupado? — Tem razão. Perdi meus poderes. Estou mais fraco até do que vocês, insignificantes semideuses! — Nossa, obrigado... Tive a impressão de que ele quase disse pai , mas conseguiu se controlar. Era difícil pensar naquele jovem como meu filho. Ele tinha uma postura tão altiva, era tão modesto, tão sem acne. Também não parecia admirado na minha presença. Na verdade, o canto de sua boca começou a tremer. — Você... Você está achando graça ? — perguntei. Will deu de ombros. — Ah, ou eu acho graça ou surto. Meu pai, o deus Apolo, é um garoto de quinze anos... — Dezesseis — corrigi. — Acho que tenho dezesseis. — Um garoto mortal de dezesseis anos, deitado em um colchão no meu chalé, e, mesmo com todas as artes da cura que domino, e que herdei de você, ainda não consegui descobrir como curá-lo. — Não há cura para isso — falei, infeliz. — Fui exilado do Olimpo. Meu destino está amarrado a uma garota chamada Meg. Não poderia ser pior! O garoto riu, o que achei muita audácia de sua parte. — Meg parece legal. Ela já enfiou os dedos nos olhos de Connor Stoll e deu um chute na virilha de Sherman Yang. — Ela fez o quê? — Ela vai se adaptar bem aqui. Está esperando você lá fora, junto com a maioria dos campistas. — O sorriso de Will desapareceu. — Só para você não se assustar, saiba que estão fazendo muitas perguntas. Todos querem saber se sua chegada, sua situação mortal, tem alguma coisa a ver com o que está acontecendo no acampamento. Franzi a testa. — O que está acontecendo no acampamento? A porta do chalé se abriu. Outros dois semideuses entraram. Um era um garoto alto de uns treze anos, com pele bronzeada e trancinhas rastafári parecendo espirais de DNA. De casaco de lã e calça jeans pretos, parecia ter saído do convés de uma embarcação do século XVIII. A outra recém-chegada era uma garota bem nova de roupa camuflada verde. Trazia uma aljava cheia no ombro, e o cabelo ruivo curto tinha uma mecha verde-clara, que destoava da roupa camuflada. Eu sorri, feliz por conseguir me lembrar dos nomes deles. — Austin — falei. — E Kayla, não é? Em vez de caírem de joelhos e balbuciarem com gratidão, eles se entreolharam, nervosos. — Então é mesmo você — disse Kayla. Austin franziu a testa. — Meg nos contou que você levou uma surra de uns delinquentes. Ela disse que você não tinha poderes e que ficou histérico na floresta. Minha boca estava com gosto de estofamento queimado de ônibus escolar. — Meg fala demais. — Mas você é mortal? — perguntou Kayla. — Tipo, completamente mortal? Isso quer dizer que vou perder minhas habilidades com o arco? Não posso nem me qualificar para as Olimpíadas enquanto não fizer dezesseis anos! — E, se eu perder minha música... — Austin balançou a cabeça. — Não, cara, isso não está certo. Meu último vídeo teve, tipo, umas quinhentas mil visualizações em uma semana. O que eu vou fazer? Meu coração se aqueceu ao ver que meus filhos tinham as prioridades certas: habilidade, imagem, visualizações no YouTube. Digam o que quiserem sobre os deuses serem pais ausentes; nossos filhos herdam muitas das melhores características da nossa personalidade. — Meus problemas não devem afetar vocês — prometi. — Se Zeus saísse por aí arrancando meus poderes divinos retroativamente de todos os meus descendentes, metade das faculdades de medicina do país ficariam vazias. O Rock and Roll Hall of Fame desapareceria. A indústria do tarô entraria em crise da noite para o dia! Os ombros de Austin relaxaram. — Que alívio. — Então, se você morrer enquanto ainda for mortal — disse Kayla —, nós não vamos desaparecer? — Pessoal — interrompeu Will —, por que vocês não correm até a Casa Grande e dizem para Quíron que nosso... nosso paciente está consciente? Vou levá-lo em um minuto. E, hã, vejam se conseguem dispersar a multidão lá fora, tá? Não quero todo mundo avançando no Apolo ao mesmo tempo. Kayla e Austin assentiram com sabedoria. Sendo meus filhos, eles sem dúvida entendiam a importância de controlar os paparazzi. Assim que eles saíram, Will abriu um sorriso, como se pedisse desculpas. — Eles estão em choque. Todos estamos. Vai demorar um tempo para nos acostumarmos a... seja lá o que isso for. — Você não parece chocado. Will riu baixinho. — Estou apavorado. Mas esta é uma coisa que se aprende como conselheiro-chefe: você tem que segurar a onda por todo mundo. Vamos levantar. Não foi fácil. Eu caí duas vezes. Minha cabeça girava e meus olhos pareciam estar sendo assados em um micro-ondas. Os sonhos recentes continuavam fervilhando no meu cérebro como silte de rio, enlameando meus pensamentos: a mulher com a coroa e o símbolo da paz, o homem de terno roxo. Me leve ao oráculo. Vou gostar de queimá-lo! O chalé começou a ficar abafado. Eu estava ansioso para respirar um pouco de ar fresco. Uma coisa com a qual minha irmã Ártemis e eu concordamos: tudo é melhor feito a céu aberto do que em um lugar fechado. Música fica melhor tocada embaixo do domo do céu. Poesia deve ser compartilhada na ágora. A arqueria é mais fácil ao ar livre, como posso atestar depois daquela vez em que experimentei treino com alvos na sala do trono do meu pai. E dirigir o sol... bem, isso também não é um esporte de locais fechados. Apoiando-me em Will, eu saí. Kayla e Austin tinham conseguido afastar as pessoas. A única que ainda me esperava, ah, que alegria e que felicidade, era minha jovem senhora, Meg, que aparentemente tinha ganhado fama de Chutadora de Virilhas McCaffrey do acampamento. Ela ainda estava usando o vestido verde herdado de Sally Jackson, que ficara um pouco mais sujo. A calça legging estava rasgada. No bíceps, uma fileira de curativos fechava um corte feio que ela deve ter sofrido no bosque. Meg olhou para mim, fez uma careta e deu a língua. — Você está eca . — E você, Meg — falei —, continua encantadora, como sempre. Ela ajeitou os óculos até estarem tortos a ponto de serem irritantes. — Achei que você fosse morrer. — Fico feliz em decepcioná-la. — Que nada. — Ela deu de ombros. — Você ainda me deve um ano de serviços. Estamos unidos, quer você goste ou não! Suspirei. Era tão maravilhoso estar novamente na companhia de Meg. — Acho que preciso agradecer... — Eu tinha uma lembrança enevoada do meu delírio na floresta, de Meg me carregando, da impressão de que as árvores se abriam diante de nós. — Como você nos tirou da floresta? Ela ficou na defensiva. — Sei lá. Sorte. — Ela apontou com o polegar para Will Solace. — Pelo que ele andou me contando, que bom que saímos antes do anoitecer. — Por quê? Will abriu a boca para responder, mas aparentemente pensou melhor. — Acho que é melhor deixar Quíron explicar. Venha. Eu raramente visitava o Acampamento Meio-Sangue no inverno. Já fazia três anos desde a última vez, quando uma garota chamada Thalia Grace derrubou meu ônibus no lago de canoagem. Eu já esperava que o acampamento estivesse um pouco vazio. Sabia que a maioria dos semideuses só ia durante o verão, e apenas uma pequena porção ficava o ano inteiro, os que por vários motivos achavam o acampamento o único lugar seguro para morar. Mesmo assim, fiquei surpreso com a pouquíssima quantidade de semideuses que vi. Se o chalé 7 servia como parâmetro, cada chalé tinha camas para uns vinte campistas. Isso significava uma capacidade máxima de quatrocentos semideuses, o bastante para várias falanges ou uma festa incrível em um iate. Mas, quando andamos pelo acampamento, não vi mais que uma dúzia de pessoas. O dia estava escurecendo, e uma garota solitária subia pela parede de escalada enquanto lava escorria pelos dois lados. No lago, um trio verificava as amarras de uma trirreme. Alguns campistas inventaram desculpas para ficar do lado de fora e me admirar. Perto da lareira, um jovem polia o escudo e me olhava pelo reflexo na superfície. Outro sujeito me olhava de cara feia enquanto emendava arame farpado em frente ao chalé de Ares. Pelo jeito estranho como estava andando, concluí que era o Sherman Yang da virilha recém-chutada. Na entrada do chalé de Hermes, duas garotas deram risadinhas e cochicharam quando passei. Normalmente, esse tipo de atenção não me afetaria. Meu magnetismo era compreensivelmente irresistível. Mas meu rosto ficou corado. Eu, o modelo masculino de romance, reduzido a um garoto atrapalhado e inexperiente! Eu teria praguejado os céus por essa injustiça, mas isso seria superconstrangedor . Seguimos pelos campos de morango. No alto da Colina Meio-Sangue, o Velocino de Ouro cintilava no galho mais baixo de um pinheiro alto. Vapores subiam da cabeça de Peleu, o dragão guardião encolhido na base do tronco. Ao lado da árvore, a Atena Partenos estava em um tom vermelho-fúria no pôr do sol. Ou talvez só não estivesse feliz em me ver. (Atena nunca superou nosso desentendimento na Guerra de Troia.) Na metade da lateral da colina, vi a caverna do oráculo, a entrada protegida por uma cortina vinho pesada. As tochas dos dois lados estavam apagadas, normalmente sinal de que minha profetisa, Rachel Dare, não estava presente. Eu não sabia se deveria ficar decepcionado ou aliviado. Mesmo quando não estava canalizando profecias, Rachel era uma jovem sábia. Eu tinha esperanças de consultá-la sobre meus problemas. Por outro lado, como seu poder profético aparentemente tinha parado de funcionar (acho que ligeiramente por minha culpa), eu não sabia se Rachel ia querer me ver. Ela esperaria respostas do Chefão, e embora eu seja o inventor e maior entusiasta do mansplaining , prática em que os homens insistem em explicar qualquer assunto às mulheres, não tinha respostas para dar a ela. O sonho do ônibus não saía da minha cabeça: a riponga com a coroa exigindo que eu encontrasse o portão, o homem feio de terno roxo ameaçando botar fogo no oráculo. Bem... a caverna ficava bem ali. Eu não sabia por que a mulher de coroa sentia tanta dificuldade de encontrá-la nem por que o homem feio estaria interessado em queimar o “portão” dele, que não passava de uma cortina cor de vinho. A não ser que o sonho estivesse se referindo a alguma outra coisa que não o Oráculo de Delfos... Massageei as têmporas, que latejavam. Fiquei procurando lembranças que não estavam lá, tentando mergulhar no meu amplo lago de conhecimento e descobrindo que tinha sido reduzido a uma piscininha de plástico. Não dá para fazer muito com um cérebro do tamanho de uma piscininha de plástico. Na varanda da Casa Grande, um jovem de cabelo escuro estava nos esperando. Ele usava calça preta surrada, uma camiseta dos Ramones (ganhou pontos pelo gosto musical) e uma jaqueta de couro preta. Na cintura havia uma espada de ferro estígio pendurada. — Eu me lembro de você — falei. — É Nicholas, filho de Hades? — Nico di Angelo. — Ele me observou, os olhos penetrantes e sem cor, como vidro quebrado. — Então é verdade. Você está totalmente mortal. Há uma aura de morte ao seu redor, grandes possibilidades de morte. Meg soltou uma risada debochada. — Parece uma previsão do tempo. Não achei graça. Ficar cara a cara com o filho de Hades fez com que eu me lembrasse dos muitos mortais que mandei para o Mundo Inferior com minhas flechas infectadas de peste. Sempre me parecera uma diversão boa e justa: distribuir punições muito merecidas por feitos cruéis. Mas estava começando a compreender o pavor nos olhos das minhas vítimas. Eu não queria uma aura de morte. E não queria ser julgado pelo pai de Nico di Angelo. Will colocou a mão no ombro de Nico. — Nico, precisamos ter outra conversa sobre como interagir com as pessoas. — Ei, só estou constatando o óbvio. Se este for Apolo e ele morrer, estamos todos encrencados. Will se virou para mim. — Peço desculpas pelo meu namorado. — Você pode não... — pediu Nico, revirando os olhos. — Você prefere pessoa especial ? — perguntou Will. — Alma gêmea? — Alma geniosa , no seu caso — resmungou Nico. — Ah, você vai me pagar por isso. Meg limpou o nariz escorrendo. — Vocês brigam muito. Achei que estivéssemos indo ver um centauro. — E aqui estou eu. A porta de tela se abriu. Quíron saiu trotando, se abaixando para não encostar no batente. Da cintura para cima, ele parecia o professor que muitas vezes fingia ser no mundo mortal. O paletó marrom de lã tinha remendos nos cotovelos. A camisa xadrez não combinava com a gravata verde. A barba era bem aparada, mas o cabelo não estava adequado nem para um ninho de ratos. Da cintura para baixo, era um cavalo branco. Meu velho amigo sorriu, embora os olhos estivessem agitados e distraídos. — Apolo, que bom que você está aqui. Nós precisamos conversar sobre os desaparecimentos. Postado por Karina Eu:   Enviar por e-mail BlogThis! Compartilhar no Twitter Compartilhar no Facebook Compartilhar com o Pinterest 118 comentários:
  1. Luciely Moraes 15 de maio de 2016 09:47

    SOLANGELO!!!!! ai meu coraçãummm

    Responder Excluir Respostas
    1. Damon Herondale, filho de Zeus 17 de setembro de 2017 14:41

      A DR deles é até melhor que de Percabeth.

      Excluir
    2. Joao bigodinho 6 de outubro de 2017 20:09

      Concordo!

      Excluir
    3. Responder
  2. Júlia Teixeira 15 de maio de 2016 12:02

    SOLANGELO SHISQIKDOQOEIQK MEU OTP ME SEGURA DEUS

    Responder Excluir Respostas
    1. Julia S. Frois Julinha 12 de junho de 2016 22:26

      EU TBM N TO ACREDITANDO SANTO ZEUS ME AJUDE DJDJDJDJDNFJSOENDUIDNDUNDIDNDID MM SKDNCJFNFDJDIDCNNF TO QUASE TENDO UM INFARTO IDJDNDUCDBSISNIDWBSGUCIWBW

      Excluir
    2. Julia S. Frois Julinha 12 de junho de 2016 22:29

      EU TBM N TO ACREDITANDO SANTO ZEUS ME AJUDE DJDJDJDJDNFJSOENDUIDNDUNDIDNDID MM SKDNCJFNFDJDIDCNNF TO QUASE TENDO UM INFARTO IDJDNDUCDBSISNIDWBSGUCIWBW

      Excluir
    3. Helo Zanon 16 de janeiro de 2017 15:45

      AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA EU TO SURTANDO MEU OTP <33 MEU ZEUS DO OLIMPO ME AJUDAAAAA

      Excluir
    4. Responder
  3. Filha de tânatos 15 de maio de 2016 13:52

    peraí, o nico e o will estão namorando???

    Responder Excluir Respostas
    1. Karina 21 de maio de 2016 09:42

      Siiiim *o*

      Excluir
    2. Responder
  4. Pandora Filha de Atena 15 de maio de 2016 16:20

    Qual shipp fica melhor Willco ou Nill

    Responder Excluir Respostas
    1. Maria Leticia Amorim Piedade 15 de maio de 2016 20:17

      Solangelo

      Excluir
    2. Jane Harumi Yamamoto 15 de maio de 2016 22:01

      Solangelo..... ♡
      Melhor ship kkkkk

      Excluir
    3. Anônimo 16 de maio de 2016 19:05

      Percabeth...mais ainda to vomitando arco - iris por causa dos dois...ELES FOFOS DEMAIS

      Excluir
    4. Barbara Cesca 17 de maio de 2016 11:39

      Prefiro Solace

      Excluir
    5. Anônimo 17 de maio de 2016 19:26

      Wico Solangelo

      Excluir
    6. Anônimo 17 de maio de 2016 21:14

      Nill, com certeza!!!
      Sério, adorei eles juntos. O filho do Senhor do Sol e o filho do Senhor dos Mortos!!!

      Excluir
    7. criança de Zeus 9 de junho de 2016 08:38

      — Nico, precisamos ter outra conversa sobre como interagir com as pessoas.

      Melhor casal
      Essa conversa lembra a sobre virar mosca

      Excluir
    8. Belinda Lima 25 de junho de 2016 00:41

      Solangelo!!!!♥♥♥♥

      Excluir
    9. Anônimo 12 de novembro de 2017 13:22

      Nossa shipooo muito esse casal .... santa deusa Iris .... pela armadura de Plutão e pela aljava da Apólo eu vou sair gritando na rua solangelo , solangelo

      StummfilmKonzerte - Stummfilm mit Livemusik
      Veranstaltungen
      Stephan v. Bothmer
      Videos | Trailer
      Fotos
      Stummfilme / Gastmusiker
      Über uns
      Tickets
      Newsletter
      Presse
      Partner
      Kontakt
      Impressum

      So haben Sie Stummfilme noch nie gehört...

      Glossar

      Stummfilme / Musiker

      Die Büchse der Pandora

      [Georg Wilhelm Pabst, D 1929]

      Film ist nicht Theater.
      Georg Wilhelm Pabst inszeniert die verführerischste aller femme fatales mit einer nur dem Film eigenen Nähe, frei nach Franz Wedekinds Theaterstücken "Erdgeist" (1898) und "Die Büchse der Pandora" (1903), die er später zur Tragödie "Lulu" (1913) verschmolz. Louise Brooks, die Pabst kurz vorher von Hollywood nach Berlin geholt hatte, spielt die filmische Version der modernen Frau und stilisiert sich damit zu einer Ikone der Filmgeschichte.

      Brooks entwickelte mit ihrer natürlichen Spielweise einen völlig neuen, Aufsehen erregenden Schauspielerinnentyp. Sie wurde mit diesem Film zur Legende, und der Film durchbrach zugleich eine Reihe von Tabus über das Bild der Frau und ihre Realität und zeigt als erster Film eine lesbische Liebe. Bei Zensoren und Verleihern stieß eine der Hauptszenen des Films, Lulus Liebe zur Gräfin Geschwitz, auf großen Widerstand und wurde in manchen Ländern sogar aus dem Film geschnitten. In Deutschland erhielt DIE BÜCHSE DER PANDORA 1929 ein Jugendverbot und wurde 1934 ganz von der NS-Zensur verboten.

      "Sie steht da, lächelnd, in kindlicher Freude am Sinnengenuß. Zuweilen wird sie etwas unwillig, wie ein Schulmädel, dem irgend etwas schief gegangen ist. Pabst macht aus der Lulu keinen Vamp, den man hassen soll, sondern eine Frau, die nichts für ihre Wirkung auf die Männer kann." (Georg Herzberg, Film-Kurier, 11.2.1929)

      Erst die vorliegende restaurierte Fassung zeigt den Film wieder in voller Länge.

      Bilder: Stiftung deutsche Kinemathek, Museum für Film und Fernsehen Berlin

      StummfilmKonzerte - Stummfilm mit Livemusik

      Unsere Hauptpartner: Bundesarchiv-Filmarchiv - Deutsche Kinemathek Museum für Film und Fernsehen - Friedrich Wilhelm Murnau Stiftung - Transit Film - Berliner Fenster

      Seit 2010 druckt StummfilmKonzerte sämtliche Drucksachen CO2-neutral mit Print-CO2-Kompensation.

      © Carsten-Stephan v. Bothmer. Mit der Nutzung dieser Seite erkennen Sie unsere Nutzungsbedingungen an. Bitte beachten Sie auch den Haftungsausschluß für externe Links.